categoríaPoesía

Día

D

De madrugada, envueltos en una tela negra rematada por un nudo simple que hace a veces de agarradera, los enfermeros sacan por el pasillo central los cuerpos de aquellos que no lograron nacer. A su paso las puertas aledañas se van cerrando estrepitosamente, mientras ellos avanzan por el pasillo central cargando la atumorada mortaja que, en su exceso de peso y el vaivén del paso lento, va marcando...

Sexo oral

S

Me ofende la estulticia de tu boca sobre la piel, prosaica y húmeda crea el zurco continuo donde se planta la semilla eléctrica que yergue los vellos del cuerpo, baja impúdica y babeante sobre el vientre inmóvil de Apolo que amenaza con su flecha de fuego el paraíso. Hiere la boca como cíclope cegado, cantando las notas guturales del inframundo, hiere hasta que la sangre corra y moje la tierra...

Posts

Categorías

Comentarios recientes