El cuento más rápido del mundo

E

Aquella noche contó el cuento más rápido del mundo. Ninguno de nosotros llegó a entenderlo por completo pero excitados ahuecábamos las manos alrededor de la oreja; sólo unas sílabas aquí unas allá, trozos de sonidos que se perdían en el techo del café. Llegó a repetirlo cinco veces y, ante nuestros rostros desorientados, optó, enfadado, por contar el cuento más rápido del mundo un poco más lento. Entonces entendimos que el día anterior había pasado tan rápido que aquel hombre no había tenido tiempo para escribir el cuento de aquella noche. Aplaudimos.

acerca del autor

Roberto Visantz

Roberto Visantz. Tepic, Nayarit (1985). Es licenciado en Letras Hispánicas por la UdeG. Es maestro en Estudios Filosóficos por la misma casa de estudios. Tiene publicados dos libros, Las humedades, (Editorial Limbo) y Las mil muertes absurdas o como escribir una novela (CECAN). Ha sido periodista para medios universitarios y editor de información, además de docente en diferentes niveles académicos.

deja un comentario

Posts

Categorías

Comentarios recientes