tagroberto visantz

El cuerpo del fruto

E

I Vuelvo al lugar común, al instante en que se negó el paraíso para sentir los pies sin cordones o cadenas, al presente en que el alma pasó a ser concepto encerrado en cavernas de mármol en los ojos del que mira lento o camina excitado por la mercadotecnia religiosa de la cruz neón, y no veo los caminos trazados por los primigenios, no encuentro la manzana podrida y la cáscara olvidada de las...

Los amores vertiginosos

L

  ¿No es cierto que había en esa posibilidad funesta […] el imán silencioso de un abismo cuya íntima penumbra lo llamaba con la autoridad de la luna sobre el Hombre Lobo, caverna de neón en el desierto, carro de la montaña rusa con ruedas resbalosas y cinturones rotos? Xavier Velasco Diablo Guardián El teléfono repica por quinta vez. Afuera, la luna llena sigue creciendo, iluminando...

Crónicas de cine

C

I Cuando llega la madurez, y con ella la edad, el cine comienza a resultar aburrido. Deja de ser el lugar secreto, casi un altar, donde todas las tardes te ocultabas del sol y de la sombra de uno que otro moralista para empezar una aventura de manos calladas y miradas fijas en la pantalla, donde el verdadero acto erótico ocurría en el asiento de al lado o sobre tus piernas, mientras continuabas...

Posts

Categorías

Comentarios recientes